The Culture Jam

The pen is mightier than the sword

The melting pot theory: Are things really melting?

Por Berenice Plata Aldana

 

La teoría del “Melting Pot”, también conocida en español como “El Gran Caldero Mundial” se basa en la idea de que la sociedad de un país se consolide como una sola cultura resultante de la fusión de las culturas que lo integran.

En el caso de Estados Unidos,  son las de los inmigrantes que lo fundaron y la de los que siguen llegando en busca de oportunidad y una mejor vida para formar parte de la sociedad americana. Esto implica no solo el ser residentes de un mismo territorio pertenecientes a distintos grupos étnicos, sino también, el contribuir a la creación de “una sola raza de hombres” en la cual los grupos inferiores o nuevos tengan influencia y participación en los grupos dominantes y viceversa equitativamente.

Esta teoría ha llegado a darse en países como Brasil, Bangladesh o incluso Francia, en los que se tiene una cultura uniforme a pesar de haber diversidad étnica y/o mezcla de razas, y el racismo y la discriminación relacionada al origen, aunque se dan, no son tan graves. Pero en Estados Unidos raya en lo utópico ya que aunque ya hay un poco más de tolerancia y se refleja en hechos como el incremento del número de los matrimonios interraciales o interculturales que se dan con mucha más frecuencia que antes, al igual que el aumento significativo del porcentaje de profesionistas de las razas consideradas “inferiores” en las últimas décadas y creación de leyes contra los crímenes de extrema crueldad basados en el odio interracial.

Aun así todavía queda un largo camino por recorrer para erradicar prejuicios, paradigmas sociales y estereotipos negativos y distorsionados que son impuestos a las diferentes culturas y que están profundamente arraigados, especialmente en los descendientes de los “primeros inmigrantes” (los sajones) de este país y han sido transmitidas generacionalmente desde la fundación del mismo.

Se ha dicho mucho que el hecho de que Estados Unidos actualmente tiene un presidente afro-americano es un reflejo de avance de EU en el camino hacia la integración racial. Esto está más bien relacionado a la tolerancia y el más básico respeto de los derechos humanos: el derecho a votar y participar en la política del país con el que la mujer y las “personas de color” (ambas minorías altamente representativas del Partido Democrata) cuentan desde hace décadas lo que no necesariamente implica un cambio de conciencia profundo.

Si se analizan, por ejemplo, las campañas de los candidatos a la presidencia de la que se dice que fue una "elección histórica" para este país, se ve claramente como los aspirantes al poder ejecutivo llevan a cabo estrategias diferentes dependiendo al grupo étnico de la población de quien querían obtener el voto. Lo que esto demuestra es que ha aumentado el número de habitantes considerados minorías y, por consecuencia, proporcionalmente se ha incrementado el número de votantes a favor de candidatos “de color”.

Los candidatos de los diferentes partidos se acercaban a los hispanos o afro-americanos por el porcentaje de votos que representan y no por un sentimiento de unidad necesariamente. Si las estadísticas mostraran que mayoría de los caucásicos votaron por Obama, entonces eso si pudiera ser prueba de un cambio radical de conciencia y una integración real.

El hecho de que individuos de distintas razas puedan tener puestos ejecutivos empresariales y políticos como Obama en la Presidencia o ser cabeza de la Suprema Corte como Sotomayor y otros puestos del más alto nivel en gobierno definitivamente implica gran tolerancia, respeto a los derechos de las minorías y el aumento poblacional de las mismas. Pero aun así, Estados Unidos se aproxima más a la ideología de “La Ensaladera” o “Salad Bowl” que a la teoría del “Melting Pot”.

La primera acepta que la segunda sería el estado perfecto pero que la realidad es otra y este país es solo un conjunto de grupos étnicos diversos que co-habitan en el mismo territorio regidos bajo el mismo sistema de gobierno y leyes compartiendo similitudes en estilo de vida pero no fusionados aún como una sola cultura al mantener sus diferencias y solo presentar hasta momento, tolerancia y no total acogimiento de diferencias por la mayoría de los individuos.

La diferencia análoga en sus nombres es clara: en la teoría del “Melting Pot” la idea base es la fusión y formación de una nueva cultura y en la del “Salad Bowl” es muchos elementos diferentes, como pasa al mezclar una ensalada de ingredientes sólidos, están juntos, co-existen en el mismo espacio pero no disuelven su identidad para unificarse en una nueva, solo son los mismos elementos formando un conjunto nuevo.

Las diferencias sociales basadas en estatus económico y etnicidad se han dado en todas las civilizaciones a través de la historia de la humanidad. Todas las personas tienen capacidades, cualidades, limitaciones y aspiraciones diferentes en la vida, sin importar el origen étnico, cultural o socio-económico, y el papel de todas ellas en la sociedad tiene un gran valor ya que para que ésta funcione, se requiere que haya alguien que realice tareas en todos los niveles.

La tolerancia en este país y en todos los que la han buscado, ha costado vidas y aún está en proceso de alcanzarse e imponerse a quienes no la aceptan. Es poco probable que llegue el día en este país en que personas de todas las nacionalidades y orígenes puedan entrar a un cuarto sin pensar o siquiera notar quien es chino, árabe, mexicano o caucásico y solo tomar en cuenta que las personas presentes son seres humanos y nada más.